0

¿Por qué tengo acné?

¿Por qué tengo acné? Sabemos cómo tratarlo pero sería bueno saber también como prevenirlo.

Y para eso es importante conocer por qué tenemos acné.

Hay varios tipos de acné en función de la edad, de la estación del año, del tipo de piel y de organismo, pero en general todos responden a algunos factores que desconocemos.

Vamos a ayudaros a conocer más el acné y a combatirlo desde dentro.

Las glándulas sebáceas son buenas, en equilibrio.

Expulsan sebo por el folículo piloso y unido al sudor y a las bacterias beneficiosas, crean la primera barrera protectora de la piel con manto ácido de ph 5,5 a ph7.

Esta barrera transepidermal es la responsable de que no perdamos agua

Estos ácidos grasos deberían estar en la superficie de la piel ya que la inflamación que llamamos Acné, se produce cuando esa grasa se queda en los conductos pilosebáceos. A esto le llamamos queratinización.

El proceso de inflamación varía y produce las espinillas y los granitos con pus.

Para que esto ocurra, ha tenido que existir un déficit de triglicéridos producido por una enzima que los transforma en grasa y por una bacteria llamada propionibacterium. Tiene que haber un desequilibrio y que una cepa prevalezca sobre las otras.

Tendríamos un manto ácido con un ph elevado, falta de absorción de líquidos en la piel y los ácidos grasos produciendo inflamación en los folículos pilosos y bloqueándolos.

Esto puede estar producido por muchos factores y cada persona puede estar reaccionando a uno o varios de ellos:

  1. Sodium Laureth Sulfate: Químico que encontramos en geles limpiadores para conseguir la espuma y que fomenta la aparición del acné por que secan.
  2. Productos con PH altos que desequilibran el manto ácido de la piel.
  3. Estrés por cortisol alto que estimula la secreción de andróginos,reduce el riego sanguíneo y cambia la regulación de insulina y glucosa.
  4. El sol, que engorda la capa
  5. Otros químicos que taponan más.
  6. Niveles elevados de andrógenos
  7. Desequilibrio de la microflora
  8. Acné hereditario
  9. Medicamentos con esteroides y testosterona
  10. Pigmentos sintéticos rojos y naranjas
  11. Cambios de vida drásticos
  12. Hongo candidiasis
  13. Tocarse mucho la piel
  14. Ovarios poliquísticos
  15. Drogas, pastillas, píldoras
  16. Humedad muy alta.

Viendo esto, el acné no es más que una alarma de que algo no está funcionando bien.

No deberíamos tratarlo sólo con cremas y tratamientos, sino valorar todos estos aspectos y cambiar los que puedan estar haciéndonos daño.

Hay que tener mucha paciencia porque una alteración de este tipo tarda en sanar un año de media.

También es importante diferenciar las pieles que todavía son capaces de reaccionar por sí mismas (hasta los 20 años) y las que necesitan una ayuda extra.

El objetivo es eliminar de estos cuidados, cualquier tipo de tóxico que pueda alterar más la piel y el organismo.

En centromem tratamos todos los tipos de acné de manera personalizada, con marcas libres de tóxicos que ayudan a recuperar la hidratación natural de la piel, equilibran su manto ácido y la microbiota y reparan las marcas gracias a sus principios activos.

¿Consejos generales?

1- Nunca te exfolies la piel en casa si tienes acné. Puedes arrastrar la infección a otras zonas de tu piel. Utiliza el P50 de Biologique Recherche.

2- Límpiate la cara con productos libres de tóxicos como el gel cleanser de Esse o la leche VIP O2 de Biologique Recherche.

3- En casa, ponte mascarillas purificante como la Clay Mask de Esse o las de carbón activo de Isséimi.

4- En pieles más maduras conviene recuperar por la noche, el agua transepidermal gracias a la gama de cremas con omegas de Esse. Para las más jóvenes la Dermo purificante de Biologique Recherche.

https://www.biologiquerecherche.es

5- Recuperar el daño en la piel con un aceite que no deja restos de grasa, como el Repair Oil de Esse.

6- Es imperativo el cuidado y la extracción en cabina. Acude a tu centro al menos una vez por semana.

Tratamiento en cabina con Biologique Recherche para pire joven.

Y sobre todo, cuida tu alimentación. Evita lácteos y azúcares, tóxicos y cuida tus horas de sueño y estrés.

Pide tu diagnóstico gratis http://www.centromem.com

María Villaamil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *